Bajar-este-articulo-en-PDF

 

 

En este nuestro primer encuentro, que tuvo lugar el 23 de febrero de 2015, se establecieron una serie de presupuestos en torno al modo en que nos proponemos trabajar los textos elegidos. Las conclusiones a las que se llegó tras el consenso fueron las siguientes:

En primer lugar: la elección de textos. Las dos obras seleccionadas para los primeros encuentros son La mujer loca, de Juan José Millás (30 de marzo), y Oh, soledad, de Catherine Millot(25 de mayo). Para las próximas reuniones se acordó que los participantes hiciesen sus propias propuestas a partir de las cuales se elegiráel próximo texto que se trabajará.

En segundo lugar: el modo de hacer. Con el objeto de crear un espacio vivo y distendido nos reuniremos para conversar a partir de la lectura particular realizada por cada uno de nosotros. La manera en que cada participante quiera abordar esa contribución queda de su lado. Podrá traer alguna elaboración escrita (breve) que lea ante el resto para inducir el debate, podrá dar cuenta de las resonancias que un determinado pasaje, tema o motivo que la obra le haya suscitado, podrá dejarse llevar por lo que surja a partir del entrecruzamiento de los discursos, etcétera.

En tercer lugar: el tono de las reuniones. Estuvimos todos de acuerdo en construir un espacio fresco, relajado, que nos ofrezca un lugar amable para hablar de literatura a la luz del psicoanálisis, pero sin enredarnos en tupidas cuestiones teóricas.

Un último punto que quedó establecido es el de la publicación de trabajos breves en la página Web de la sede de Valencia. Se trata de acoger los escritos que cada participante quiera elaborar (1000 palabras aprox.) a partir de la lectura de una obra, bien sobre la que hemos trabajado en la reunión, bien sobre otros textos que nos susciten interés.

 

Rosa Durá Celma